Revisión de estudios

AGPI-CL omega-3 y reducción del riesgo de alergias

  • 01/12/2018

Cuando se propuso la hipótesis que relacionaba los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) y el asma en la década de 1990, se atribuyó papeles opuestos a los AGPI omega-3 (reducción de la inflamación) y los AGPI omega-6 (principalmente el ácido araquidónico [AA], promoción de la inflamación). Sin embargo, posterioremente se ha demostrado que las acciones de unos y otros son más complejas e implican diferentes mecanismos.

En el estudio longitudinal de 940 niños finalizado recientemente por Magnusson y cols. (del Karolinska Institutet, Suecia) acerca de la relación entre la composición de AGPI del plasma y la enfermedad alérgica, las proporciones más altas de AGPI omega-3 de cadena larga en los fosfolípidos plasmáticos a los 8 años de edad correlacionaron inversamente con la presencia de asma, rinitis y sensibilización a alérgenos aéreos a los 16 años de edad. Estos resultados apoyan los ya publicados sobre la influencia de los AGPI en el desarrollo de alergias durante la infancia.

CATEGORÍAS

ARCHIVO