Revisión de estudios

EPA y DHA reducen la frecuencia de convulsiones en la epilepsia resistente a los fármacos

  • 10/31/2018

Los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA) desempeñan papeles importantes en el mantenimiento y modulación de las funciones neuronales, y hay evidencia de que tienen efectos anticonvulsivos. Con esta base, se ha llevado a cabo una investigación sobre el efecto del EPA y el DHA en la tasa de convulsiones en pacientes con epilepsia resistente a los fármacos. El estudio, doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo, incluyó a 99 sujetos con epilepsia resistente a los fármacos (85 de entre 5 y 16 años, 14 de entre 17 y 45 años), que recibieron 2, 4 o 6 cápsulas/día de: DHA (417,8 mg DHA y 50,8 mg EPA/cápsula, n = 33), EPA (385,6 mg EPA y 81,2 mg DHA/cápsula, n = 33) o placebo (aceite de girasol alto oleico, n = 33) durante un año.

Para evaluar el efecto del tratamiento sobre la tasa de convulsiones se controlaron los efectos de las variables sexo, edad, tasa de convulsiones por semana en el momento de inclusión en el estudio, tipo de convulsión y número de combinaciones de fármacos antiepilépticos empleados en el momento de inicio del estudio. Finalizaron el estudio 59 sujetos. Las medias de convulsiones por mes, por grupos, fueron las siguientes: grupo EPA, 9,7 ± 1,2; grupo DHA, 11,7 ± 1,5; y grupo placebo, 16,6 ± 1,5. Una vez ajustados los resultados, se mostró que en el grupo EPA se produjo un 42% de reducción en la tasa de convulsiones (p = 0.008), mientras que en el grupo DHA la reducción fue del 39% (p = 0.04), siempre en comparación con el grupo placebo. Los grupos tratados con EPA o DHA tuvieron mayor número de días sin convulsiones que el grupo placebo (p < 0.05).

Estos resultados demuestran que el EPA y el DHA son eficaces en la reducción de la frecuencia de convulsiones en los pacientes con epilepsia resistente a los fármacos.

CATEGORÍAS

ARCHIVO