Revisión de estudios

El DHA tiene más efecto que el EPA sobre el Índice omega-3

  • 07/06/2017

Según gran variedad de estudios, el Índice omega-3 está inversamente relacionado con el riesgo de enfermedad cardiaca y mortalidad coronaria. Este índice es la suma de la concentración eritrocitaria de los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA), respecto de la concentración total de ácidos grasos, expresada como porcentaje. Se prefiere la medición de los niveles en la membrana de los eritrocitos a la determinación en plasma porque la primera ha demostrado ser un mejor reflejo de la ingesta de AGPI omega-3. Se considera que un 8% es un índice a partir del cual existe un buen estatus de EPA y DHA.

Investigaciones recientes sugieren que el EPA y el DHA tienen efectos diferentes sobre los factores de riesgo cardiometabólicos. El objetivo del presente estudio fue comparar los efectos de una suplementación con EPA y con DHA en la obesidad abdominal y la inflamación subclínica. Para ello se asignó aleatoriamente a 48 hombres y 106 mujeres con obesidad abdominal e inflamación subclínica a una secuencia de tres fases de tratamiento (en un diseño doble ciego de medidas repetidas): 1-2,7 g/d de EPA, 2-2,7 g/d de DHA y 3-3 g/d de aceite de maíz (0 g de EPA+DHA). Las fases de tratamiento tuvieron una duración de 10 semanas y estuvieron separadas por periodos de lavado de 9 semanas. El incremento en el Índice omega-3, que se midió al inicio del estudio y al final de cada fase, después de la suplementación con DHA fue significativamente mayor que tras la suplementación con EPA (P<0,0001), y el aumento conseguido con ambos fue superior al conseguido con placebo (P<0,0001 y P<0,0001). La diferencia en el efecto entre el EPA y el DHA tendió a ser mayor en los hombres.

Este mayor efecto del DHA es consistente con su mayor potencia de modulación de los factores de riesgo cardiometabólicos.

CATEGORÍAS

ARCHIVO