Revisión de estudios

Función del DHA en la barrera hematoencefálica

  • 08/02/2017

La barrera hematoencefálica (BHE) proporciona un entorno homeostásico constante al cerebro que es esencial para la función neural. La baja tasa de transcitosis (de vesículas transcitósicas), una propiedad exclusiva de las células endoteliales del sistema nervioso central (SNC), mantiene la característica restrictitiva de la BHE, aunque sus mecanismos son desconocidos.   

Andreone y cols. ofrecen una posible explicación, según la cual la regulación de la composición lipídica de las células endoteliales del SNC inhibe la ruta transcitósica mediada por las caveolas utilizada en la periferia. Las diferencias lipídicas entre las membranas epiteliales del SNC y periféricas subyacen a la no formación en las caveolas y el no tráfico de vesículas en las células endoteliales cerebrales. En este modelo, el transporte de DHA mediado por la Mfsd2a (major facilitator superfamily domain-containing protein 2) controla la composición en DHA de la membrana plasmática luminal de las células endoteliales del SNC de modo que previenen la formación de dominios de membrana caveolares funcionales. Así, al contrario que en las células endoteliales pulmonares, que tienen bajos niveles de DHA y altos de vesículas caveolares transcitósicas, el transporte lipídico en las células endoteliales del SNC mediado por la Mfsd2a las convierte en menos capaces de formar vesículas que actúen como transportadores transcitósicos. Los lípidos transportados por la Mfsd2a constituyen un entorno lipídico único que inhibe la formación de vesículas en las caveolas en las células endoteliales del SNC para suprimir la transcitosis y asegurar la integridad de la BHE. Como resultado, la esta es funcional.

CATEGORÍAS

ARCHIVO