Blog

Los AGPI n-3 favorecen la inmunidad y atenúan la inflamación en pacientes con cáncer GI operados

  • 07/05/2017

La resección quirúrgica es el principal tratamiento en las primeras etapas del cáncer gastrointestinal (GI), pero conlleva el riego de desarrollo de varias complicaciones, entre las que se hallan la malnutrición, la inmunosupresión inducida por el tumor, el estrés quirúrgico y la inflamación. De estas complicaciones, que influyen en los resultados clínicos, la duración de la estancia hospitalaria y el coste económico, la malnutrición es la que tiene más peso en la prognosis.

La guía de directrices clínicas ASPEN (American Society for Parenteral and Enteral Nutrition) recomienda que los pacientes con tumores grandes que vayan a someterse a cirugía empiecen el apoyo nutricional (con varios nutrientes destinados a reforzar el sistema inmunitario) de 5 a 7 días antes de la operación y que lo continúen después de ella.

Se ha publicado que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (AGPI n-3) pueden contribuir a favorecer el estatus inmunitario y a reducir la respuesta inflamatoria en los pacientes con cáncer GI sometidos a cirugía, y parecen ser mejor opción de tratamiento nutricional postoperatorio que la nutrición isocalórica. Los resultados del metaanálisis llevado a cabo recientemente por Yu y cols. Han mostrado que los AGPI n-3 constituyen un beneficioso suplemento dietético, puesto que reducen significativamente el nivel de inflamación (disminuyen las concentraciones de citocinas inflamatorias tales como la interleucina IL- 2, la IL-6 y el factor alfa de necrosis tumoral [TNF α], reduciéndose también la presencia de proteína C reactiva [PCR]) y refuerzan la función inmunitaria, además de disminuir la hipoalbuminemia. La actividad inmunomoduladora de los AGPI n-3 afecta a la activación de las células T y a la producción de citocinas; y también hay evidencia de que tanto el ácido eicosapentaenoico (EPA) como el docosahexaenoico (DHA) pueden tener propiedades antineoplásicas. Los resultados del metaanálisis muestran que, en los pacientes con cáncer GI sometidos a cirugía, los AGPI n-3 incrementan el nivel de células T CD3+, CD4+ y CD4+/CD8+, y podrían disminuir el nivel de CD8+, lo que apuntaría a una mejora de la respuesta inmunitaria y, por tanto, favorecería la rehabilitación tras la cirugía (acortando la duración de la estancia hospitalaria). En dicho metaanálisis se incluyeron 9 ensayos aleatorizados y controlados, con un total de 623 participantes. En relación a la dieta isocalórica, la dieta con AGPI n-3 disminuyó los niveles de CPR (P < 0,05) e IL-6 (P < 0,01), y aumentó los niveles de albúmina, células T CD3+ y T CD4+, y la ratio CD4+/CD8+ (P < 0,05); el nivel de células T CD8 + también se redujo en comparación con el régimen nutricional isocalórico (P < 0,0001).

Este estudio muestra que los AGPI n-3 son eficaces en la mejora del estatus nutricional y la función inmunitaria de los pacientes con cáncer GI sometidos a cirugía.

 

Bibliografía

Yu J, Liu L, Zhang Y et al. Effects of omega-3 fatty acids on patients undergoing surgery for gastrointestinal malignancy: a systematic review and meta-analysis. BMC Cancer. 2017 Apr 14;17(1):271.

https://bmccancer.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12885-017-3248-y

Compartir en:

CATEGORÍAS

EXPERTOS