Revisión de estudios

Los SPM como opción terapéutica en la prevención y mejora de la disfunción auditiva

  • 10/06/2017

Debido a la estrecha relación existente entre la pérdida de audición asociada a fármacos, ruido y edad con la inflamación (en adelante, DRHL, NRHL y ARHL, respectivamente, por sus siglas en inglés) se están investigando diversas estrategias clínicas dirigidas a reducir la disfunción auditiva previniendo la inflamación. Dado que la inflamación es una respuesta adaptativa normal cuyo objetivo es restablecer la homeostasis y funcionalidad de los tejidos tras la infección o lesión, reducir o suprimir dicha respuesta podría tener consecuencias negativas. Por lo tanto, un enfoque adecuado de prevención o mejora de la DRHL, la NRHL y la ARHL debería focalizarse en la resolución del proceso de resolución de la inflamación más que en su inhibición.

Durante mucho tiempo se creyó que la cóclea era un órgano privilegiado inmunológicamente, sin embargo, estudios recientes han demostrado que en ella hay macrófagos de forma constante, que se activan en respuesta a la exposición al ruido, la isquemia, el daño mitocondrial y el estrés quirúrgico; datos experimentales vinculan la liberación de citocinas proinflamatorias por los macrófagos con la mayor permeabilidad de la “barrera sanguínea del laberinto” a algunos fármacos ototóxicos; y estudios posteriores indican asociación entre una respuesta inflamatoria de bajo grado y el proceso de envejecimiento.

Décadas de investigación activa no han proporcionado un tratamiento eficaz para la prevención o mejora de la DRHL, la NRHL o la ARHL, y actualmente aún no existe un agente otoprotector específico aprobado por la Food and Drug Administration; además, las opciones terapéuticas más comunes (glucocorticoides y antioxidantes) producen resultados inconsistentes.

La resolución de la inflamación es un proceso activo que por sí mismo produce mediadores especializados pro-resolución: los derivados de los ácidos grasos esenciales (lipoxinas, resolvinas, protectinas y maresinas), proteínas y péptidos, purinas, mediadores gaseosos y neuromoduladores. La alternativa terapéutica podría consistir en actuar sobre (favorecer, potenciar) los mecanismos fisiológicos diseñados por nuestro propio organismo (las vías pro-resolución de la inflamación) para responder a los agentes que pueden producir DRHL, NRHL o ARHL. Mejorar la fase de resolución de la respuesta inflamatoria puede favorecer de forma natural la protección celular y la reparación de los tejidos del oído interno, y contribuir a la prevención o mejora de las disfunciones auditivas.

CATEGORÍAS

ARCHIVO