Revisión de estudios

Los SPM y la progresión de la aterosclerosis

  • 09/13/2017

La inflamación crónica contribuye desarrollo de la aterosclerosis avanzada. La inestabilidad, el riesgo de rotura y desprendimiento, de las placas ateroscleróticas es un factor muy importante, dado que está fuertemente relacionado con eventos clínicos aterotrombóticos como el infarto de miocardio, la angina inestable, la muerte cardiaca súbita y el ictus. Las placas inestables (o «vulnerables») se caracterizan por un alto grado de inflamación y estrés oxidativo, notorias áreas necróticas (compuestas por células no eliminadas eficientemente por esferocitosis) y adelgazamiento de la capa de colágeno protectora (la «capa fibrosa»).

Fredman y cols., en un estudio multicéntrico y empleando espectometría de masas, han observado que los niveles de mediadores especializados pro-resolución (SPM), en particular el de resolvina D1 (RvD1), y la ratio entre SPM y leucotrieno B4 (LTB4) están significativamente reducidos en las regiones vulnerables de las placas ateroscleróticas de arterias carótidas humanas, así como la de ratones Ldlr-/- alimentados con dieta alta en grasas. En los ratones, la administración de RvD1 durante la progresión de la placa restablece la ratio RvD1:LTB4 hasta los valores obtenidos con menos progresión de la placa y favorece la estabilidad de la placa (reduce la necrosis y el estrés oxidativo, y aumenta la esferocitosis y el engrosamiento de la capa fibrosa).

Estos hallazgos ofrecen una explicación a nivel molecular de la asociación entre inflamación crónica (por lo tanto, no resuelta) y la formación de placas ateroscleróticas, al tiempo que sugieren un papel de los SPM en el tratamiento dirigido a la estabilización de la placa. El restablecimiento de los niveles adecuados de SPM puede ayudar a prevenir la progresión de la aterosclerosis.

 

CATEGORÍAS

ARCHIVO