Blog

DHA en la cognición durante la madurez y el envejecimiento

  • expertomega3
  • 06/15/2016

El hecho de que la función cognitiva alcance su punto máximo durante el periodo adulto hace que para evaluar los efectos del consumo de ácido docosahexaenoico (DHA) sea necesario hacerlo durante periodos largos de tiempo, para asumir la posible variabilidad. Y muchos de los estudios publicados no cumplen esta condición; esta puede ser una de las razones de la diversidad de resultados que exponen. Sin embargo, estudios observacionales sugieren una correlación entre altos niveles séricos de DHA y mejora en dominios cognitivos como razonamiento no-verbal, flexibilidad mental, memoria de trabajo y vocabulario; también se ha observado que una alta proporción sérica DHA/ácido araquidónico (AA) contrarresta el efecto negativo del sedentarismo sobre el volumen de la materia gris. Respecto a los estudios aleatorizados y controlados, sus resultados también son mixtos; mientras unos no hallan efectos cognitivos positivos tras la suplementación con DHA, otros concluyen que la suplementación está relacionada con mejoras en aprendizaje verbal, memoria episódica y de trabajo. Sus diseños sugieren que detectar efectos cognitivos tras la suplementación con DHA en adultos requiere dosis considerables, periodos de intervención largos y muestras de individuos con poca variabilidad en la edad.

Dieta, ejercicio y DHA tienen efectos positivos en el declive cognitivo normal que se produce durante el envejecimiento, que es suave y no afecta a la calidad de vida. La clínica y los estudios en animales muestran que con la edad disminuye el volumen de materia gris, la concentración de DHA, se produce una pérdida gradual de sinapsis neuronales, y se incrementa el estrés oxidativo y la inflamación tanto en el sistema nervioso como en el inmunitario. El DHA ha demostrado mejorar las sinapsis cuantitativa y cualitativamente, así como ayudar a prevenir el estrés oxidativo y la neuroinflamación.

Muchos estudios observacionales han vinculado el consumo de DHA (o su concentración en las membranas de los eritrocitos) con mejoras en la función cognitiva y reducción/enlentecimiento del normal deterioro que se produce durante el envejecimiento. Los resultados iniciales de los estudios aleatorizados y controlados no mostraban efectos positivos con la suplementación con DHA, pero estudios más recientes muestran mejora en la memoria episódica, memoria de reconocimiento visual, memoria inmediata y atención, en individuos que expresaban quejas respecto a su memoria, pero no padecían demencia. Recientemente también se han relacionado los beneficios cognitivos del DHA con cambios neurofisiológicos o anatómicos en el cerebro, como la integridad de la materia blanca y el volumen de la materia gris.

Globalmente, los datos apoyan la necesidad de obtener una cantidad suficiente de DHA durante el proceso de envejecimiento, bien mediante la dieta o bien con suplementos.

 

Bibliography

Weiser MJ, Butt CM, Mohajeri MH. Docosahexaenoic Acid and Cognition throughout the Lifespan. Nutrients. 2016 Feb 17;8(2). pii: E99. doi: 10.3390/nu8020099.

Compartir en:

CATEGORÍAS

EXPERTOS