Blog

IFFO ha realizado un vídeo sobre los omega-3 y sus beneficios para la salud

  • expertomega3
  • 12/11/2012

El profesor Michael Crawford, Director del Institute of Brain Chemistry and Human Nutrition at Imperial College de Londres, comenta en el vídeo elaborado por IFFO (The International Fishmeal and Fish Oil Organisation), la importancia de las enfermedades del corazón y del sistema nervioso en el mundo. El incremento de estas enfermedades se debe en parte al gran aumento en el consumo de ácidos grasos omega-6 proveniente de los vegetales. Los omega-6 utilizan las mismas vías metabólicas que los omega-3 en el organismo y por lo tanto, un exceso de omega-6 hace que el organismo no pueda utilizar los ácidos grasos omega-3 de cadena corta para convertirlos en ácidos grasos omega-3 de cadena larga (EPA y DHA) que son los que aportan los beneficios para la salud de forma más evidente. Ello hace que debamos consumir el EPA y el DHA directamente con la alimentación o mediante suplementos.

Los ácidos grasos omega-3 de cadena larga (EPA y DHA) se originan en las algas marinas mediante la fotosíntesis, estas algas son consumidas por el placton que sirve de alimento a peces pequeños, que posteriormente son alimento de los peces depredadores como el atún o el salmón y que en último lugar son consumidos por los humanos. Una vez en nuestro organismo, el EPA tiene efectos beneficiosos en el sistema cardiovascular y el DHA en el neurológico. Es muy importante para el desarrollo del cerebro y la función del sistema nervioso que el DHA lo consuma la mujer embarazada y llegue al niño a través de la sangre, y también a través de la leche materna en el periodo de lactancia.

Para poder obtener buenos niveles de EPA y DHA en el organismo, puede consumirse pescado o suplementos de omega-3. No obstante, hay que tener en cuenta que si tomamos pescado de granja debemos asegurarnos de que ha sido alimentado con fuentes ricas en EPA y DHA ya que en estas granjas pueden alimentar a los peces con alimentos pobres en estas sustancias y entonces la cantidad de EPA y DHA que aporte el pescado puede ser pequeña. Asimismo, en los suplementos debemos asegurarnos de que el contenido de EPA y DHA sea alto y con una concentración elevada para evitar consumir otros ácidos grasos, como omega-3 de cadena corta (ácido alfa linolénico, ALA) cuyas propiedades beneficiosas para la salud son menores.

Compartir en:

CATEGORÍAS

EXPERTOS