Blog

Resolvinas, inflamación y cáncer

  • expertomega3
  • 09/21/2016

La inflamación, implicada en enfermedades no necesariamente inflamatorias (como, por ejemplo, la gastroenteritis o la hepatitis) sino también en la patogénesis de la obesidad, la diabetes y enfermedades neurológicas, contribuye a la génesis y progresión del cáncer.

En el proceso inflamatorio están implicados diferentes tipos de mediadores clave: proinflamatorios, como proteínas (citocinas como el factor de necrosis tumoral [TNF] y las interleucinas [IL]) y lípidos eicosanoides (como las prostaglandinas [PG], leucotrienos [LT] y los tromboxanos [TX]), y otros lípidos moduladores de la inflamación no proinflamatorios (principalmente ácido eicosapentaenoico [EPA] y ácido docosahexaenoico [DHA]), cuyos efectos son debidos a sus metabolitos, las resolvinas. En el proceso inflamatorio se distinguen dos fases: la fase de inicio y la de resolución. Las resolvinas facilitan la fase de resolución de la inflamación, en contraposición a los mediadores proteicos, que actúan fundamentalmente al inicio de ésta (los eicosanoides actúan favoreciendo la inflamación en ambas fases). Durante la fase de inicio, PG, LT, TNF e IL actúan como mediadores proinflamatorios y se inicia la infiltración de neutrófilos y la eliminación de las células muertas. El modelo clásico de resolución de la inflamación incluye la captura de citocinas proinflamatorias, la eliminación de neutrófilos, la fagocitosis de neutrófilos apoptósicos y la eliminación de los desechos celulares inflamatorios y los invasores microbianos. Ahora sabemos que, además, existen mediadores lipídicos que facilitan la resolución de la inflamación, evitando una inflamación excesiva (lipoxinas y resolvinas entre ellos) o crónica; desempeñan un papel importante en la eliminación de los desechos y microbios, y en la fagocitosis de células apoptósicas. Cuando este último proceso no funciona bien, los neutrófilos no son tratados adecuadamente y liberan citocinas proinflamatorias, lo que resulta en una prolongación, cronificación, de la inflamación.

La inflamación está implicada en la progresión del cáncer, especialmente en ciertos tipos de cáncer causados por infección (por ejemplo, cáncer hepático [virus de la hepatitis C], cervical del útero [papilomavirus], gástrico [Helicobacter pylori] y vejiga [esquistosomiasis]); además, algunas condiciones autoinmunitarias que producen inflamación también pueden causar cáncer (por ejemplo, la hepatitis autoinmunitaria y el cáncer de hígado), y la inflamación crónica puede así mismo producir cáncer (por ejemplo, esofagitis por reflujo y cáncer de esófago, fístula anal y cáncer de fístula, y enfermedad intestinal inflamatoria y cáncer colorrectal).

El cáncer no se genera únicamente por alteraciones genéticas producidas por mutágenos intrínsecos o extrínsecos, sino también por la exposición prolongada a la inflamación: ésta puede favorecer la transformación celular mediante el daño al ADN, que es uno de los procesos críticos en la carcinogénesis; además, la inflamación puede conducir a la liberación de metaloproteasas de matriz (MPM), la cual favorece la progresión del cáncer.

Clínicamente, las resolvinas se han asociado con la resolución de insuficiencia renal aguda, de lesión pulmonar aguda, respuesta vascular e inhibición de la activación de la inflamación de la microglía en trastornos neurodegenerativos. Además, también parecen modular la progresión del cáncer: se han asociado con reducción de la inflamación en cáncer colorrectal y con fenotipo favorable en el cáncer de mama.

En conclusión, las resolvinas constituyen una potencial opción terapéutica prometedora en la reducción de la inflamación en las enfermedades crónicas, puesto que ejercen su efecto con mínimos efectos secundarios, en contraste con lo que ocurre con la medicación antiinflamatoria clásica.

 

 

Bibliography

Moro K, Nagahashi M, Ramanathan R et al. Resolvins and omega three polyunsaturated fatty acids: Clinical implications in inflammatory diseases and cancer. World J Clin Cases. 2016 Jul 16;4(7):155-64. doi: 10.12998/wjcc.v4.i7.155.

Compartir en:

CATEGORÍAS

EXPERTOS