Blog

Suplementación con ácidos grasos omega-3 en la prevención cardiovascular

  • expertomega3
  • 06/08/2017

En el año 2002, la American Heart Association (AHA) publicó un informe científico, “Fish Consumption, Fish Oil, Omega-3 Fatty Acids, and Cardiovascular Disease”. En aquel momento, la evidencia de dos grandes estudios aleatorizados y controlados había demostrado que los suplementos con ácido eicosapentaenoico (EPA) más ácido docosahexaenoico reducían significativamente los eventos cardiacos mortales. El comunicado recomendaba realizar estudios adicionales para confirmar estos resultados y determinar los efectos beneficiosos de la suplementación con ácidos grasos omega-3 en prevención cardiovascular primaria y secundaria. También recomendaba que se considerase el consumo de aproximadamente 1 g/d de EPA+DHA en pacientes con enfermedad coronaria cardiaca (CHD, por sus siglas en inglés).

Recientemente, la AHA ha publicado la actualización de dicho informe, focalizando su atención en los resultados de estudios aleatorizados y controlados sobre el efecto de la suplementación con ácidos grasos poliinsaturados omega-3, preferiblemente de aceite de pescado (excluyendo aquellos realizados partiendo del consumo de pescado y de ácidos grasos omega-3 de origen vegetal, como el ácido alfa-linoleico), en las principales manifestaciones clínicas de la enfermedad cardiovascular, con el objeto de proporcionar recomendaciones respaldadas por la evidencia a este respecto.

Las recomendaciones AHA 2017 sobre el consumo de ácidos grasos omega-3 en CHD, basadas en la evidencia de estudios aleatorizados y controlados, se pueden resumir como sigue:

  • Prevención primaria de CHD - No se puede efectuar una recomendación al respecto, debido a la ausencia de estudios aleatorizados y controlados dirigidos exclusivamente a la prevención primaria de CHD.
  • Prevención de mortalidad por enfermedad cardiovascular en diabetes mellitus y prediabetes - La evidencia actual no permite hacer recomendación al respecto. Sin embargo, actualmente se está realizando un gran estudio aleatorizado y controlado (ASCEND - A Study of Cardiovascular Events in Diabetes) en Reino Unido que investiga los efectos en prevención primaria de eventos cardiovasculares en pacientes con diabetes mellitus.
  • Prevención de CHD en pacientes con alto riesgo cardiovascular - La inconsistencia entre los resultados de los diferentes estudios aleatorizados y controlados (aunque en el JELIS - Japan EPA Lipid Intervention Study - 1800 mg/d EPA + estatina produjeron una reducción significativa de muerte cardiaca súbita, infarto de miocardio no mortal, angina inestable, bypass aortocoronario y angioplastia transluminal coronaria percutánea del 19% en los pacientes con enfermedad cardiovascular previa y del 18% en aquéllos sin enfermedad cardiovascular previa), impidió el consenso, aunque algunos miembros del comité consideran que la suplementación de estos pacientes es razonable.
  • Prevención secundaria de CHD y muerte cardiaca súbita en pacientes con CHD previa - La evidencia acumulada indica que los suplementos de omega-3 pueden reducir la muerte por CHD, aunque no la recurrencia de infarto de miocardio no mortal. Se recomienda el tratamiento con ácidos grasos omega-3 en la prevención secundaria de muerte por CHD.
  • Prevención primaria de ictus - No se ha demostrado el beneficio de la suplementación con ácidos grasos omega-3 en la reducción del riesgo de ictus en pacientes sin historia de ictus previo.
  • Prevención secundaria de ictus - No se han llevado a cabo estudios aleatorizados y controlados específicos en este ámbito (aunque los resultados de JELIS generarían hipótesis al respecto); por lo tanto, no hay evidencia que permita una recomendación.
  • Prevención primaria de insuficiencia cardiaca - No se han llevado a cabo estudios aleatorizados y controlados específicos en este ámbito; por lo tanto, no hay evidencia que permita una recomendación.
  • Prevención secundaria en pacientes con insuficiencia cardiaca - La evidencia sugiere que la suplementación con ácidos grasos omega-3 puede reducir las hospitalizaciones y la muerte por insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida. A pesar de la heterogeneidad de este trastorno, se considera razonable la suplementación con ácidos grasos omega-3 en insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida y se aconseja la realización de estudios aleatorizados y controlados en insuficiencia cardiaca con fracción de eyección conservada.
  • Prevención primaria de fibrilación auricular - No se han llevado a cabo estudios aleatorizados y controlados específicos en este ámbito; por lo tanto, no hay evidencia que permita una recomendación.
  • Prevención secundaria de fibrilación auricular en pacientes con fibrilación auricular previa - No está demostrado el beneficio de la suplementación con ácidos grasos omega-3 en la prevención de la fibrilación auricular postquirúrgica.

También se exponen en esta comunicación las posibles causas que pueden haber contribuido a la inconsistencia de los resultados en estudios aleatorizados y controlados anteriores: fundamentalmente, heterogeneidad de los indicadores/marcadores, las poblaciones estudiadas y las intervenciones.

 

Bibliografía

Siscovick DS, Barringer TA, Fretts AM et al.; on behalf of the American Heart Association Nutrition Committee of the Council on Lifestyle and Cardiometabolic Health; Council on Epidemiology and Prevention; Council on Cardiovascular Disease in the Young; Council on Cardiovascular and Stroke Nursing; and Council on Clinical Cardiology. Omega-3 polyunsaturated fatty acid (fish oil) supplementation and the prevention of clinical cardiovascular disease: a science advisory from the American Heart Association. Circulation. 2017;135:exxx-exxx.

Compartir en:

CATEGORÍAS

EXPERTOS