Blog

¿Una ración de pescado al día te mantiene alejado del médico?

  • expertomega3
  • 05/04/2012

En el simposio EuroPRevent 2012 realizado en el marco de la Asociación Europea para la Rehabilitación y Prevención Cardiovascular (EACPR), perteneciente a la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) en mayo de este año en Dublín los expertos afirmaron que tanto las personas sanas como las que presentan enfermedad cardiovascular se beneficiarían del consumo de EPA y DHA, comiendo directamente pescado graso o mediante suplementos.

Los beneficios cardiovasculares de los omega-3 de cadena larga, EPA y DHA, se demostraron inicialmente gracias a estudios epidemiológicos muy potentes:

  • Estudio DART (Diet and Reinfarction Trial) de 1989, mostró un 29% de reducción de mortalidad por cualquier causa en pacientes con infarto de miocardio previo que consumían 300 g de aceite de pescado al día.
  • Estudio GISSI Prevenzione Trial (Gruppo Italiano per lo Studio della Sopravivenza nell’Infarto) de 1999,  mostró que 885 mg de EPA + DHA disminuía el riesgo de mortalidad y eventos cardiovasculares no mortales, de forma combinada, en un 15%.
  • Estudio JELIS de 2007, mostró que el consumo a largo plazo de 1,8 gramos de EPA al día reducía la mortalidad y eventos cardiovasculares no mortales, de forma combinada, en un 15%, en pacientes con hipercolesterolemia, tanto en prevención primaria como secundaria.

Los omega-3 de cadena larga, EPA y DHA, ejercen sus efectos beneficiosos a nivel cardiovascular mediante diferentes mecanismos.

  • Acción antiinflamatoria general y del interior de los vasos, contribuyentes principales de la arterioclerosis.
  • Efecto antiarrítmico mediante la estabilización eléctrica celular.

Finalmente es importante, cuando se toman o prescriban suplementos, buscar aquellas presentaciones comerciales que tengan las concentraciones suficientemente elevadas de EPA y DHA para aportar 1 gramos de omega-3 al día, necesaria para obtener los beneficios de salud.

 

Compartir en:

CATEGORÍAS

EXPERTOS