Actualidad

Correlación entre los ácidos grasos séricos y el riesgo de trastorno de estrés postraumático

  • 01/07/2014

Los autores del estudio "Serum Levels of Polyunsaturated Fatty Acids and the Risk of Posttraumatic Stress Disorder" ya habían observado anteriormente en un estudio abierto que la suplementación con ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga Omega-3 (ácido docosahexaenoico [DHA] y ácido eicosapentaenoico [EPA]) previene el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y, en un estudio aleatorizado, que disminuye la intensidad de sus síntomas en mujeres.

Partiendo de estas bases, analizaron la composición de ácidos grasos del suero de pacientes con lesiones graves (no medicados con antidepresivos) participantes del Tachikawa Cohort of Motor Vehicle Accident Study, a quienes psiquiatras entrenados administraron la CAPS (Clinician-Administered PTSD Scale) en entrevistas estructuradas para determinar si cumplían los criterios de TEPT completo o parcial. Transcurridos seis meses desde el accidente de tráfico, los niveles de ácido araquidónico (AA) y EPA se relacionaban inversamente con el riesgo de TEPT y esto también ocurría en relación a los niveles séricos basales de ambos ácidos grasos (sin embargo, no se observaron tales vínculos con el DHA).

Estos hallazgos concuerdan con los publicados recientemente en un metanálisis de estudios aletorizados que mostró un efecto antidepresivo significativo del EPA en pacientes con depresión mayor.

Publicado en Study examines correlation between polyunsaturated fatty acids in blood and risk of PTSD - News-Medical.net

CATEGORÍAS

ARCHIVO