Actualidad

Omega-3 para la prevención de la DMAE

  • 04/22/2013

Encontrar una estrategia para reducir la progresión de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es de interés mundial. Actualmente, existen tratamientos efectivos para tratar la DMAE, aunque no son curativos y resultan muy caros.

Una posibilidad para la prevención de la DMAE es delimitar los factores de riesgo de la enfermedad. Los factores de riesgo conocidos son la edad, la historia familiar, el tabaquismo y la presencia de drusas. Recientemente se ha hallado evidencia científica de que la medición de los componentes clave de los pigmentos maculares podría ayudar a detectar las personas con riesgo de desarrollar DMAE. También se ha sugerido que los profesionales dedicados al cuidado de la vista podrían aconsejar a la gente con “alto riesgo” aumentar sus pigmentos maculares a través de la dieta o mediante el uso de suplementos.

En 2001, en el estudio AREDs (Age-Related Eye Disease Study) se observó que dosis altas de vitaminas y minerales antioxidantes tomados vía oral reducían el riesgo de progresión a DMAE avanzada en un 25% y el riesgo de pérdida moderada de la visión en un 19%.

En los próximos meses se publicarán los resultados del AREDS2. Este proyecto afinará los hallazgos del estudio original añadiendo dos pigmentos maculares, la luteína y la zeaxantina, así como los ácidos grasos omega-3, el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA). Los resultados de este estudio podrían cambiar el modo en que los oftalmólogos y los optometristas abordan la monitorización y el tratamiento de los pacientes con DMAE.

Publicado en www.optometry.co.uk

CATEGORÍAS

ARCHIVO