Revisión de estudios

La ratio entre omega-6 y omega-3 desempeña un papel importante en la depresión

  • 03/02/2018

Varios mecanismos bioquímicos podrían explicar la asociación entre los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) y depresión, por ejemplo: el efecto antiinflamatorio de los AGPI omega-3 podría modular la sobreactivación del sistema inmunitario asociada con la depresión; la deficiencia dietética de ácido docosahexaenoico (DHA) se ha asociado con una reducción de la dopamina y la serotonina corticales (ambas están implicadas en la etiología de la depresión); los AG desempeñan un papel regulador de la transcripción genética en el sistema nervioso central y es posible que también desempeñen un papel en la fluidez de la membrana neuronal y la unión a los receptores.

Diversos metaanálisis de estudios observacionales han evidenciado una menor concentración sanguínea de AGPI n-3 en los individuos deprimidos en comparación con los no deprimidos. Y numerosos estudios clínicos realizados en muestras grandes han mostrado los beneficios de la suplementación con estos AG en la depresión (aunque dichos estudios son muy heterogéneos respecto a sus características).

En esta línea se hallan los resultados de un estudio publicado recientemente, fruto de la colaboración entre la Universidad de Toronto y la Universidad de Pittsburgh, que exploraba la relación entre el metabolismo lipídico y la depresión unipolar (trastorno depresivo mayor) y bipolar. Para ello evaluaron las concentraciones séricas de ácidos grasos saturados, monosaturados y poliinsaturados en 87 pacientes con trastorno bipolar (31 eutímicos y 22 depresivos) o trastorno depresivo mayor (34) y 31 controles no psiquiátricos. Los investigadores no hallaron diferencias significativas entre los grupos en relación con el total de ácidos grasos. Sin embargo, sí resultaron importantes las ratios entre el ácido araquidónico (AA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el DHA: los resultados mostraron niveles mayores de AA:EPA y AA:EPA+DHA en los pacientes con trastorno bipolar, que la ratio AA:EPA que correlacionaba positivamente con la duración del trastorno unipolar y que la ratio AA:EPA+DHA correlacionaba positivamente con la gravedad de la depresión en todos los participantes (todo ello con significancia estadística).

Estos resultados apoyan la importancia de la relación entre las concentraciones séricas de AGPI omega-6 y omega-3 en la depresión.

CATEGORÍAS

ARCHIVO