Revisión de estudios

DHA, ejercicio y metabolismo mitocondrial

  • 02/23/2017

Con la finalidad de estudiar el efecto de 8 semanas de entrenamiento y suplementación con 1,14 g/día de ácido docosahexaenoico (DHA) en la dinámica mitocondrial y el estatus antioxidativo en las células mononucleares de sangre periférica (CMSP) en varones deportistas, se diseñó un estudio a doble ciego en el cual se asignó aleatoriamente a los sujetos al grupo de intervención o al grupo control. En el grupo que recibió DHA, el contenido de éste en las membranas eritrocitarias aumentó significativamente. Las proteínas relacionadas con la dinámica mitocondrial aumentaron tras las 8 semanas de entrenamiento y la administración de DHA favoreció este aumento. El contenido en mitofusinas 1 y 2 (situadas en la membrana interna mitocondrial, median en el proceso de fusión), proteína de la atrofia óptica 1 (situada en la membrana interna mitocondrial, interviene en la regulación de la morfología de las mitocondrias, desempeñando un papel clave en el proceso de fusión; también está implicada en la fosforilación oxidativa y desempeña un papel en el mantenimiento del ADNmt y en la apoptosis) y factor de transcripción mitocondrial A (implicado en la iniciación de la transcripción) fue significativamente mayor en el grupo suplementado con DHA tras la intervención. La actividad de la citocromo c oxidasa (enzima que cataliza la transferencia de electrones) y los niveles de las proteínas desacoplantes UCP-2 y UCP-3 (transportadores de la membrana interna mitocondrial cuya función biológica es la disipación controlada del gradiente de protones) aumentaron tras el entrenamiento, con mayores valores de UCP-3 en el grupo suplementado.

La práctica de ejercicio produce adaptaciones mitocondriales que pueden contribuir a mejorar la función mitocondrial y la suplementación con DHA modula dichas adaptaciones.

CATEGORÍAS

ARCHIVO