Revisión de estudios

El EPA y el DHA pueden mejorar el tratamiento con antivirales de las infecciones con virus influenza

  • 03/08/2013

Un compuesto derivado de las grasas que se encuentran en el aceite de pescado previene la mortalidad de monos infectados con el virus influenza, incluso en estadios avanzados.
El virus de la gripe es la principal causa de mortalidad y morbilidad en el mundo, y los fármacos antivirales actualmente no protegen a los pacientes más graves.

Científicos de la universidad de Akita, en Japón, investigaron la presencia de lípidos derivados de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (EPA y DHA) en las células pulmonares de pacientes infectados con virus influenza. Encontraron que la protectina D1 (PD1) era el derivado del EPA y el DHA más efectivo en la inhibición de la replicación viral, incluyendo la del virus H5N1.

Además, unos bajos niveles PD1 en los pulmones de los monos infectados con el virus influenza estaban asociados con una infección más severa y con virus más patogénicos, como el H5N1. El tratamiento con PD1 en combinación con el fármaco antiviral mejoraba la supervivencia de los monos infectados con virus influenza, incluso cuando se administraba dos días después de la infección.

CATEGORÍAS

ARCHIVO