Revisión de estudios

Los ácidos grasos omega-3 retinales dependen directamente de la dieta

  • 03/29/2016

El perfil lipídico de la retina humana es único, muy rico en ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, en concentraciones que exceden de lejos las encontradas en el suero y otros tejidos. Dicha particularidad parece ser esencial para la función visual normal, favoreciendo la estructura y función retinal.

Por una parte, la proporción entre ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3/omega-6 es significativamente menor en ojos con degeneración macular relacionada con la edad que en ojos sanos comparables en edad. Por otra parte, los autores confirman que la dieta influye claramente en los niveles de lípidos en la retina: se sabe que la dieta regula las proporciones de ácidos grasos omega-3/omega-6 en plasma y ellos demuestran que, a su vez, estas proporciones influencian los niveles y las proporciones de ácidos grasos omega-3/omega-6 en la retina. La relación es directa y positiva.

Considerando las extraordinariamente altas concentraciones de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga en las células de la retina, la dieta tiene un potencial efecto beneficioso en la prevención y el tratamiento de la enfermedad retinal. Las dietas ricas en ácidos grasos omega-3 son protectoras frente a la degeneración macular relacionada con la edad.

CATEGORÍAS

ARCHIVO