Revisión de estudios

Los omega-3 en el ojo seco vinculado a rosácea

  • 06/30/2016

Con el objetivo de evaluar la eficacia de la suplementación con ácidos grasos omega-3 en pacientes con rosácea y síntomas de ojo seco se realizó un estudio multicéntrico doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo. En función de sus resultados en el Dry Eye Scoring System (DESS), se puntuó a 130 sujetos de 0 a 3 en síntomas como fatiga ocular, visión borrosa, picor o quemazón, sensación de tener arena en los ojos y rojez; y se les asignó de forma aleatoria para recibir cápsulas de ácidos grasos omega-3 o placebo (aceite de oliva) dos veces al día durante seis meses. Antes de iniciar la suplementación, y a los uno, tres y seis meses de ésta, se evaluaron los cambios subjetivos en los síntomas de ojo seco, y los cambios en la puntuación de las glándulas de Meibomio (expresión y calidad de su secreción), la puntuación de Schirmer (producción de lágrima) y el tiempo de ruptura lagrimal.

Los resultados revelaron cambios significativos en el grupo suplementado (en relación al grupo control) en los síntomas en cada evaluación, y en la puntuación de las glándulas de Meibomio, la de Schirmer y el tiempo de rotura lagrimal, después de tres meses de intervención. Por tanto, la suplementación con ácidos grasos omega-3 durante seis meses resultó en una mejora significativa de los síntomas y signos del ojo seco en estos pacientes con rosácea.

CATEGORÍAS

ARCHIVO