Revisión de estudios

Los omega-3 en el tratamiento de la sarcopenia

  • 05/06/2016

La ONU estima que en 2050 el 16% de la población tendrá 65 años de edad o más (actualmente es el 8%). El aumento de la esperanza de vida hace importante que el tiempo de vida que se prolonga sea en condiciones de independencia. Una de las razones de pérdida de independencia en las personas mayores es la sarcopenia, definida por el European Working Group on Sarcopenia in Older People Algorithm como la pérdida de masa muscular, fuerza y rendimiento físico. Uno de los factores de riesgo de la sarcopenia es la malnutrición.

Los ácidos grasos omega-3, la vitamina D, las vitaminas B y los antioxidantes han demostrado ser determinantes en el tratamiento de la sarcopenia, con o sin ejercicio asociado.

El Maastricht Sarcopenia Study incluyó 227 adultos ≥ 65 años de edad, de los que 53 cumplían criterios de sarcopenia. Los datos sobre la alimentación se recogieron mediante un cuestionario de frecuencia de alimentos y empleo de suplementos dietéticos. Sarcopénicos y no sarcopénicos se compararon respecto al consumo de nutrientes y al estatus sérico de 25-hidroxi vitamina D, magnesio, α-tocoferol, colesterol, homocisteína plasmática y perfil eritrocitario en ácidos grasos omega-3 y omega-6.

En el grupo de los sarcopénicos se observó un consumo de ácidos grasos omega-3, vitamina B6, ácido fólico, vitamina E y magnesio entre un 10%-18% menor (P < 0,05) que el del grupo de no sarcopénicos. Y cuando se incluyó en el análisis el consumo de suplementos, resultó que el grupo con sarcopenia consumía un 19% menos de ácidos grasos omega-3 que el grupo no sarcopénico (P=0.005).

En adultos sarcopénicos, la suplementación dietética con omega-3 puede reducir la carencia de estos ácidos.

CATEGORÍAS

ARCHIVO