Revisión de estudios

Los omega-3 en la prevención de la colelitiasis

  • 10/17/2016

El consumo de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 influye en la composición biliar, reduciendo la saturación de colesterol en la bilis de pacientes con cálculos vesiculares. Además de las alteraciones en la composición de la bilis, la hipomotilidad de la vesícula puede ser un co-factor en la patogénesis de la colelitiasis. En la movilidad de la vesícula, los telocitos desempeñan un papel importante. Los telocitos son células estromales de cuerpo pequeño y ovalado, de la que emergen prolongaciones largas y finas, los telópodos.

El propósito del estudio de Pasternak A et al. fue determinar si la tendencia de la vesícula a producir cálculos (medida mediante el índice de saturación de colesterol) está relacionada con la cantidad de telocitos (con su pérdida, más específicamente) o con la diferencia en el perfil biliar de ácidos grasos poliinsaturados (tanto omega-3 como omega-6) existente entre los pacientes con colecistolitiasis y los no afectados por este trastorno.

Los autores concluyen que el incremento en las concentraciones biliares de ácidos grasos omega-6 influye de manera importante en la densidad de telocitos en la pared de la vesícula, siendo un posible factor patofisiológico en el desarrollo de cálculos biliares, mientras que otros componentes de la bilis (como los ácidos grasos omega-3 y los ácidos glucocólico y taurocólico) pueden ejercer acciones protectoras en los telocitos y, de este modo, modular los mecanismos que regulan la motilidad de la vesícula y de las vías biliares extravesiculares.

Por lo tanto, los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 pueden representar una opción preventiva en la formación de cálculos biliares.

CATEGORÍAS

ARCHIVO