Revisión de estudios

Los omega-3 pueden tener un efecto beneficioso en la mucositis oral resultante de la quimioterapia

  • 05/07/2018

Los fármacos empleados en la quimioterapia del cáncer cuentan entre sus efectos secundarios con la mucositis. La mucositis oral es, probablemente, la complicación más común de la quimioterapia; la experimentan casi todos los pacientes que la reciben y el 80% de aquellos con cáncer de cabeza y cuello. Entre sus características se encuentran el dolor, el incremento del riesgo de infecciones locales y sistémicas, el sangrado oral y la alteración de funciones como tragar, comer, beber y hablar; todo ello tiene un gran impacto en la calidad de vida. Además de dificultar la nutrición, la mucositis prolonga el ingreso hospitalario y reduce la capacidad del paciente para tolerar el tratamiento, lo que se traduce en un empeoramiento de su pronóstico. En la actualidad no hay medicaciones específicas para tratar o prevenir la mucositis; el tratamiento se dirige a reducir su gravedad y duración, a prevenir infecciones y a controlar el dolor. Pero el tratamiento farmacológico también está limitado, a causa de sus posibles efectos secundarios adversos. Por esta razón se investiga para encontrar agentes que reduzcan la mucositis con los mínimos efectos secundarios posibles. Diversos estudios han informado sobre el efecto curativo de heridas de los ácidos grasos omega-3 (AG ω-3). Los AG ω-3 reducen la inflamación y aceleran la curación de heridas producidas por quemaduras de la piel en animales tanto sanos como diabéticos; han demostrado mejorar la curación de úlceras de estómago y duodenales en un estudio con 21 pacientes; y también han tenido efectos positivos en la curación de heridas orales en modelos múridos. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio que evaluó la eficacia y el método de administración de los AG ω-3 en la prevención y el tratamiento de la mucositis en 60 pacientes sometidos a quimioterapia. Los sujetos se asignaron a dos grupos, 30 de ellos recibieron tratamiento con aplicación tópica de AG ω-3 y 30 recibieron placebo. Los resultados mostraron que los pacientes que reciben AG ω-3 en forma oral (tópicamente) experimentan menos dolor e irritación en la cavidad oral y la garganta, y, como resultado, también experimentan una mejora en su calidad de vida (p = 0,01); no se reportaron respuestas alérgicas o tóxicas al tratamiento. Estos hallazgos muestran que los AG ω-3 en forma tópica oral pueden tener un efecto beneficioso en la mucositis oral resultante del tratamiento del cáncer con quimioterapia

CATEGORÍAS

ARCHIVO