Revisión de estudios

Posible efecto beneficioso de los omega-3 en la esclerosis múltiple

  • 11/16/2016

La desregulación de la homeostasis de glutatión (GSH) y las alteraciones de las actividades enzimáticas dependientes del GSH se encuentran implicadas en la inducción y progresión de la esclerosis múltiple. Dado que las pruebas indican que los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 tienen propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras, Sorto-Gomez TE et al. estudiaron el efecto del aceite de pescado en la glutatión reductasa (GR), la concentración de glutatión reducido y oxidado (GSSG), y la ratio GSH/GSSG en la esclerosis múltiple en 50 pacientes con esclerosis múltiple con patrón de remisión-recaída.

Si bien las diferencias entre el grupo control y el grupo experimental (que recibió 4 g/día de aceite de pescado durante 12 meses), en cuanto a los parámetros estudiados, no alcanzaron la significación estadística, la suplementación produjo una reducción del nivel de ácido araquidónico (un ácido graso poliinsaturado omega-6 cuyos metabolitos se han relacionado con la progresión de la esclerosis múltiple), un aumento de los niveles de ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA), ambos moduladores de la respuesta inflamatoria vía resolvinas y protectinas, y un menor incremento de la GR, lo que sugiere un posible efecto sobre los mecanismos de defensa antioxidantes.

CATEGORÍAS

ARCHIVO