Revisión de estudios

Un alto consumo de omega-3 podría proteger del glaucoma

  • 02/15/2018

Identificar las posibles relaciones entre la dieta y los trastornos de la salud proporciona la posibilidad de actuar sobre el consumo alimenticio (un factor de riesgo modificable) como medida de prevención de enfermedades.

Según la Organización Mundial de la Salud, el glaucoma es la segunda causa de ceguera en todo el mundo. Se estima que más de 3 millones de estadounidenses tienen glaucoma, aunque solo la mitad de ellos lo saben; en la forma más habitual de glaucoma (ángulo abierto), no hay síntomas que permitan detectarlo. Por ello es aconsejable realizar pruebas oculares periódicas. 

Wang y cols., de la Universidad de California, emplearon los datos recogidos de 3.865 participantes (≥ 40 años de edad) en la National Health and Nutrition Examination Survey (EE.UU.) entre 2005 y 2008 para evaluar la asociación entre el glaucoma y el consumo dietético diario de ácidos grasos poliinsaturados (AGPI). El glaucoma se definió siguiendo los criterios del Rotterdam Study y se tuvieron en cuenta los resultados de los cuestionarios sobre salud ocular y consumo dietético, así como los de pruebas de laboratorio y exámenes oculares.

Los resultados mostraron que el consumo elevado de AGPI omega-3 (ácidos eicosapentaenoico y docosahexaenoico) está asociado con baja probabilidad de desarrollar neuropatía óptica glaucomatosa, mientras que el consumo elevado de AGPI total se vincula a una alta probabilidad de glaucoma.

Los autores concluyen que el aumento del consumo de AGPI omega-3, manteniendo controlada la ingesta diaria de AGPI total, puede proteger contra esta patología ocular. Sin embargo, serían necesarios estudios longitudinales o ensayos clínicos aleatorios para confirmar esta hipótesis.

CATEGORÍAS

ARCHIVO